Mantenimiento del coche eléctrico - Emovili

Mantenimiento del coche eléctrico

Mantenimiento del coche eléctrico

Mantenimiento del coche eléctrico

Una de las principales diferencias entre los coches de motor de combustión y los eléctricos, es que éstos últimos tienen un 90% menos de componentes. Los eléctricos tienen una arquitectura técnica más sencilla. Con un tamaño y un peso menor, su mantenimiento es más fácil y menos costoso. Tareas tan típicas como revisar el nivel de aceite o el estado de las correas de transmisión ya no son necesarias.

Las revisiones periódicas que deben realizarse también son más baratas. Pueden llegar a suponer un precio de hasta un 56% menos que las que deben pasar los coches tradicionales. En este post, vamos a realizar un repaso al mantenimiento de los coches eléctricos. Así entenderos por qué, a la larga, los vehículos sostenibles son más asequibles que los tradicionales.

Mantenimiento común

Los coches eléctricos requieren un mantenimiento común mínimo que es el mismo que en los vehículos con motor de combustión. Es el que se da en el caso de los neumáticos, el líquido de frenos y los filtros de aire. En cuanto al mantenimiento de los neumáticos,  éstos deben cambiarse cada 6 o 12 meses. Como ocurre con los coches no eléctricos, habrá que hacerlo en el caso de que la banda de rodadura esté por debajo de los 1’6 mm.

Por lo general, el líquido de frenos se deberá cambiar cada 50.000 km o cada dos años. El filtro del aire debe reemplazarse cada 12.000 km. Y hasta aquí las similitudes. En los coches tradicionales, 6 de cada 10 averías se producen por desgaste o suciedad en alguno de sus componentes. Cuando no existen esas piezas, como en el caso de los vehículos eléctricos, no hay riesgo de avería.

Mantenimiento del coche eléctrico

Mantenimiento específico del coche eléctrico

Los vehículos enchufables cuentan con componentes exclusivos de éste tipo de coches. Es el caso de las baterías y los controladores eléctricos. Aunque las baterías son el elemento más costoso de éstos vehículos, tiene una alta fiabilidad. Además, tiene unos costes de mantenimiento y de reparación proporcionalmente menores que los de los motores clásicos.

Como se trata de un sector en continuo desarrollo, no sabemos qué ocurrirá en el futuro más cercano. Pero en la actualidad, la vida útil media de las baterías es de 3.000 ciclos de recarga. Aún aumentando esa cifra en los próximos años, se trata de una amplia duración. Y es que, incluso si se cargara una vez al día, duraría diez años.

Mantenimiento de los elementos de recarga

Los coches eléctricos necesitan de elementos accesorios que no están presentes en los vehículos tradicionales. Es el caso de los cargadores que tenemos instalados en nuestra casa, y que serán los encargados de llenar la batería de nuestro coche. Realizar un mantenimiento adecuado de este componente es también importante. De lo contrario, si existe un problema en el cargador podría dañarse el coche al ser conectado. O nuestra autonomía podría verse afectada al no llevarse a cabo una carga correcta.

Solo asegurándonos de que acudimos a profesionales como emovili sabremos que el cargador que tenemos instalado en nuestra casa o nuestra empresa funciona como debería. La instalación debe ser la adecuada para el tipo de coche y segura, para que no se produzcan daños en el vehículo.

Sin comentarios

Escribir un comentario