Blog sobre vehículos eléctricos y coches híbridos enchufables - emovili

Blog

La contaminación es un problema que asfixia a la mayoría de ciudades europeas. Por este motivo, los gobiernos llevan a cabo planes de ayudas, para promover la compra de vehículos eléctricos y así, poder combatir la contaminación. Fomentando una movilidad eficiente y sostenible. La Organización Mundial de la Salud, OMS, marca los límites seguros en los 20mcg/m3. No obstante, existen ciudades europeas que de media superan con creces los límites.

El futuro del automóvil pasa por el coche eléctrico. Todas las grandes ciudades europeas tienen problemas con la contaminación y las Autoridades están preocupadas por las emisiones de gases contaminantes que se expulsan a la atmósfera. Sobre todo con las partículas que emiten los vehículos diésel. Algunas grandes ciudades ya restringen el tráfico debido a los altos niveles de polución. Los vehículos híbridos y eléctricos son la solución perfecta para combatir este problema.

Existe una gran diferencia entre los neumáticos para coches eléctricos y los de los vehículos de combustión fósil.  En los coches diésel y gasolina decidir qué neumáticos debería llevar el coche no era algo relevante. En su elección solo se tenían en cuenta motivos meramente estéticos.  Pero, tanto en el mercado español como a nivel mundial, la llegada de los coches eléctricos ha acarreado grandes cambios. Uno de ellos son las preferencias a la hora de escoger neumáticos. En este tipo de vehículos, cada kilómetro de autonomía cuenta.

Comprar un vehículo eléctrico es una decisión importante ya que conlleva un gasto superior que un coche tradicional gasolina o diesel. Por ello las ayudas que ofrece el Gobierno Español como el Plan Movalt uno de los primeros o el Plan de apoyo VEA ("Vehículos de Energías Alternativas") han sido decisivos en el incremento de las ventas de este tipo de vehículos.

Reino Unido quiere borrar del mapa los vehículos de gasolina y diésel para 2030 con el fin de quitar todo del medio menos los coches de energías limpias. Mientras que el Gobierno de Reino Unido había dicho unos meses atrás que prohibirá la venta de todos los coches nuevos de diésel y gasolina a partir del año 2040, el alcalde de Londres, Sadiq Khan ha apostado por adelantar este hecho una década y limpiar las calles de vehículos de combustión ya en 2030.