Instalación cargador y punto de carga moto eléctrica BMW C Evolution

BMW C Evolution

La BMW C Evolution es la primera moto eléctrica de la marca alemana que, a pesar de contar con rivales especializados en este sector, ha logrado escalar hasta el primer puesto de su categoría y el octavo de todos los vehículos eléctricos que se venden en España. El potente motor de este maxiscooter lo colocan en la misma franja que sus homólogos con motor de combustión de 125cc, lo cual hace de ella la alternativa eléctrica de dos ruedas perfecta para moverse por ciudad.

 

Con una batería de 11 kW, tiene una potencial nominal de 15 CV pero llega a rendir a una máxima de 48 CV. La BMW C Evolution consigue acelerar de 0 a 50 km/h en solo 2.8 segundos, un tiempo menor que el que necesitan sus pares convencionales. Además de salir rápidamente después de estar parada, por ejemplo en un semáforo, posee una característica que la hace aún más idónea para la movilidad urbana: tanto en la decelaración como en la frenada, recupera energía. Con una autonomía de 100 km, tiene una velocidad máxima de 129 km/h.

 

¿Qué instalación se necesita para cargar la BMW C Evolution?

 

Existen dos tipos de instalaciones de puntos de recarga que podemos instalar en nuestro hogar, nuestro garaje comunitario o nuestra empresa. La elección que realicemos dependerá exclusivamente de nuestras necesidades. Por un lado, si vamos a utilizar nuestra BMW C Evolution para nuestros desplazamientos diarios durante la jornada y queremos aprovechar nuestras horas de descanso para dejarla cargando, la opción correcta es la instalación con dispositivo Modo 3. Este proporciona cargas semirrápidas con un cargador coche eléctrico Tipo 2 o Mennekes, por lo que en aproximadamente 4 horas obtenemos un 80% de carga.

 

Si nuestro objetivo es poder realizar cargas rápidas a nuestra BMW C Evolution la instalación que necesitamos es la de Modo 4 con cargador CHAdeMO de corriente continua, que nos dará un 80% de batería en tan solo media hora.