Clases de recarga en un coche eléctrico - Emovili

Clases de recarga en un coche eléctrico

recarga-coche

Clases de recarga en un coche eléctrico

En la actualidad podemos encontrar hasta seis tipos de recarga usados por los vehículos eléctricos, desde el tipo super-lento, recarga lenta ideal para recargar en un garaje privado durante la noche, hasta el rápido, capaz de recargar completamente una batería en 10 minutos, o la carga ultra rápida, en fase experimental. En el post de esta semana describimos los diferentes tipos de carga para un coche eléctrico:

Recarga super-lenta

Hablamos de recarga super-lenta cuando la intensidad de corriente es de 10 A como máximo o incluso menos por no contar con una base de recarga con protección e instalación eléctrica correcta. La recarga total de las baterías de un coche eléctrico medio, unos 22 – 24 kWh de capacidad, tarda de diez a doce horas.

Recarga lenta

Es más común por su sencillez. Se conecta el coche a un enchufe doméstico y se producirá una carga con corriente alterna monofásica a 230V, 16A y con 3,6 kW de potencia máxima. El tiempo depende de la capacidad de la batería que tenga el coche eléctrico, oscilando entre las 5 y las 8 horas.

La recarga lenta posee una opción que usa corriente alterna trifásica a 400V y 16A, pudiendo alcanzar los 11 kW de potencia, completando totalmente la carga en unas 2 o 3 horas. Esta variante no es tan común como la monofásica, que tendremos disponible normalmente en nuestra propia casa.

Recarga semi-rápida

No muy utilizada en la actualidad, se sustenta con una corriente monofásica de 230V, 32A y 8-14 kW, con un tiempo de carga que va desde la hora y media a las 3 horas. Si hablamos de la corriente alterna trifásica de 400V, hasta 63A y de 22 a 43 kW, en solo media hora está cargada la batería. La recarga semi-rápida suele centrarse sobremanera en lugares públicos o también privados, como por ejemplo parkings de flotas o en centros comerciales.

Recarga rápida

Cuando nos referimos a la recarga rápida la asociamos con estaciones de servicio que ofrecen este tipo de recarga eléctrica, además de las cada vez más extendidas electrolineras. Se necesita una instalación eléctrica compleja, ya que trabaja con una corriente continua de hasta 600V y 400A, pudiendo superar los 200 kW de potencia, que permiten cargar un gran porcentaje de la batería en un máximo de 30 minutos. A su vez, mediante el uso de corriente alterna, 500V y 250A, llega a los 220 kW y la recarga de 3/4 de su capacidad se realiza en 10 minutos.

Recargas super rápida y ultra rápida

La recarga super rápida necesita el doble de potencia que la rápida, significando una gran reducción de tiempo de carga. Hoy en día ese tipo de recarga es habitual en vehículos de la marca Tesla.

En cuanto a la ultra rápida, como decíamos al inicio del artículo, se encuentra todavía en fase experimental. Esta recarga está ideada para vehículos eléctricos con acumuladores supercondensadores, como por ejemplo algún tipo de autobús eléctrico. La potencia de recarga es muy elevada y puede variar entre los 130 y los 150 kW.

En unos cinco o diez minutos se pueden recargar las baterías por completo sin ningún problema. Hay que señalar igualmente que las baterías de iones de litio sufren mucho las altas temperaturas y este tipo de recarga provoca un deterioro grave de su vida útil.

En emovili somos profesionales en movilidad y recarga de coches eléctricos. Te asesoraremos en la búsqueda de cargador para coche eléctrico en Madrid por modelo y marca. Desde emovili creemos que la movilidad eléctrica es el futuro. Instala tu punto de recarga en Madrid con nosotros y te ofrecemos soluciones para todos los modelos del mercado.