Claves para conducir tu coche eléctrico en invierno - Emovili

Claves para conducir tu coche eléctrico en invierno

Claves para conducir tu coche eléctrico en invierno

Todavía inmersos en la estación invernal, hay que tener en cuenta varios consejos para conducir y mantener tu coche eléctrico en invierno. Esta semana os damos algunas claves para que tu vehículo sufra lo menos posible esta época gélida del año.

Repasamos algunos consejos a poner en práctica, entre ellos ciertos cuidados que le pueden ayudar a tu coche eléctrico en unas condiciones climatológicas extremas. Tu coche va a agradecer cualquier medida favorable para su conducción más eficiente y así el riesgo de sufrir un accidente por culpa del tiempo adverso será menor.

Rendimiento de las baterías

Es notorio que las baterías del coche eléctrico rinden mucho menos en condiciones de bajas temperaturas, por lo que es obligatorio realizar recargas cada poco tiempo. Si vamos a realizar un viaje largo se deben planificar los puntos para la recarga de energía, ya que en la época invernal la autonomía de los coches eléctricos es menor que en cualquier otro mes del año.

Durante el invierno es muy frecuente darle un uso excesivo al sistema de calefacción, los limpiaparabrisas y las luces, que elevan el consumo de energía. Con total seguridad ahorraremos bastante si tenemos precaución a la hora de poner la calefacción, siendo suficiente tener una temperatura agradable sin elevarla de forma innecesaria.

Atención al peso y su distribución

Otro punto de atención a tener en cuenta para conducir un coche eléctrico en invierno es el peso que acumulemos en el vehículo y cómo vaya distribuido dentro de el. Es recomendable llevar el menor peso que podamos y esté distribuido de la forma más eficiente y equilibrada. ¿Qué ganamos con estas medidas? Dotarle al coche de una menor exigencia y aumentar la autonomía del mismo.

Cuidado con el acelerador

En condiciones complicadas con nieve o hielo sobre la calzada, si conducimos un vehículo de combustión es aconsejable llevar puesta la marcha más larga posible para conseguir un mayor agarre al asfalto. Si usamos los frenos de forma brusca puede acarrearnos algún tipo de reacción difícilmente controlable. Es recomendable levantar el pie del acelerador para reducir la velocidad, que además favorecerá la autonomía de la batería.

Hay que reseñar que un coche eléctrico dispone de toda la fuerza del motor desde el primer momento. Cuando comenzamos a conducir esto provoca contar con una aceleración mayor y en una carretera con firme deslizante hay más opciones de que las ruedas patinen.

Conducción con viento

Si estás conduciendo y te sorprenden unas fuertes ráfagas de viento lo que debes hacer es reducir drásticamente la velocidad y conservar un número elevado de revoluciones en el motor para que no cambie la trayectoria. Además, es vital agarrar con fuerza el volante, evitar los movimientos bruscos y conducir por el centro del carril con la precaución necesaria.

La importancia del sistema de recuperación de energía

Una gran mayoría de coches eléctricos vienen equipados con un sistema de recuperación de energía cuya misión es recargar una parte considerable de las baterías en el momento que el coche lleva una velocidad menor. Esta característica es un punto a favor cuando conduzcamos sobre un terreno deslizante porque disminuye el riesgo de patinazos por la nieve o hielo y el aquaplaning si se acumula agua en la calzada.

En emovili somos expertos en movilidad y recarga de coches eléctricos. Te ayudamos en la instalación cargador para coche eléctrico en Madrid y realizamos instalaciones en todo tipo de localizaciones sean privadas o públicas: residenciales, en centros de trabajo o en la vía pública. Instala tu punto de recarga en Madrid con nosotros y te ofrecemos soluciones para todos los modelos disponibles en el mercado.