Coches eléctricos: neumáticos - Emovili

Coches eléctricos: neumáticos

Coches eléctricos: neumáticos

Existe una gran diferencia entre los neumáticos para coches eléctricos y los de los vehículos de combustión fósil.  En los coches diésel y gasolina decidir qué neumáticos debería llevar el coche no era algo relevante. En su elección solo se tenían en cuenta motivos meramente estéticos.  Pero, tanto en el mercado español como a nivel mundial, la llegada de los coches eléctricos ha acarreado grandes cambios. Uno de ellos son las preferencias a la hora de escoger neumáticos. En este tipo de vehículos, cada kilómetro de autonomía cuenta.

Características de los neumáticos para coches eléctricos

Los coches eléctricos son diseñados basándose en 3 características fundamentales que influyen directamente en su bajo consumo: ligereza, aerodinámica y neumáticos.

Los neumáticos para los coches eléctricos deben ser de perfil alto y delgado. Estas dos características influyen de varias maneras en el coche eléctrico.

Los neumáticos de este tipo de vehículos, son más finos para favorecer la aerodinámica y reducir la resistencia al avance. Causante de un mayor desgaste de las baterías. Cuanto más estrecha sea la rueda menor superficie de contacto y por lo tanto menor consumo.

El perfil alto de los neumáticos permite aprovechar mejor la fuerza que ostenta un automóvil eléctrico, mucho mayor que la de un vehículo de combustible fósil, lo que unido al peso añadido de las baterías hace que los neumáticos convencionales se desgasten un 30% más rápido en los vehículos eléctricos.

Los neumáticos inciden directamente en el consumo del coche eléctrico. Esta situación se debe a la resistencia a la rodadura. Producida básicamente por lo que se conoce como histéresis o pérdida de energía que sucede cuando el neumático rueda. Los neumáticos para los coches eléctricos deben ser de baja resistencia a la rodadura o de baja fricción, lo que conlleva una mejora en su autonomía.

La velocidad punta de los coches eléctricos es menor que la de los coches gasolina o diésel. Esto permite a los fabricantes desarrollar neumáticos con códigos de velocidad inferior y más ligeros, consiguiendo un mayor ahorro energético.

Otro de los objetivos, de los neumáticos para los coches eléctricos, es reducir el ruido que se filtra hacia el interior del habitáculo. Aumentando así el confort de marcha. Gracias a que son neumáticos de perfil alto y delgado, son muy silenciosos, y tienen una elevada capacidad de agarre.

Además, este tipo de vehículos debe usar neumáticos capaces de resistir secuencias de frenado más continuas. Son neumáticos pensados para un uso habitual en ciudad, por eso deben de estar diseñados para soportar frenadas de manera más continuada.

Fabricantes de neumáticos para coches eléctricos

Todas estas características han llevado a los principales fabricantes de neumáticos a desarrollar neumáticos específicos para coches eléctricos.

La firma francesa, Michelin, creó el Energy E-V, un neumático exclusivo para coches eléctricos. Fabricado de forma conjunta con Renault, y usado por el Renault Zoe. Estos neumáticos son capaces de reducir hasta en un 20% la resistencia a la rodadura, lo que equivale a un 6% más de autonomía.

La marca Continental también, ha desarrollado un neumático solo para coches eléctricos. Unos neumáticos de baja fricción para mejorar la autonomía de este tipo de vehículos. Además, estos neumáticos consiguen reducir la rumorosidad.

Goodyear sacará al mercado en 2019 unos neumáticos para vehículos eléctricos que además de beneficiar su autonomía, mejorarán también el comportamiento dinámico del coche.

Los neumáticos han dejado de ser un asunto meramente estético, convirtiéndose en un factor clave en un coche eléctrico. Estos neumáticos deben de reducir el ruido que se filtra hacia el interior y mejorar la autonomía del coche eléctrico, sin que se comprometa su durabilidad o seguridad.

 

 

Sin comentarios

Escribir un comentario