En un vehículo enchufable no hay correa de distribución, ni embrague, ni tubo de escape, ni caja de cambios ni necesita aceite o cuenta con menos filtros, pero necesita de un buen mantenimiento igualmente. Hay más elementos mecánicos que no utiliza, pero destacamos los anteriores porque son los que más preocupan a los conductores, ya que pueden costar hasta 1.000 euros. La ausencia de tantas piezas es el motivo por el que algunos estudios afirman que los coches eléctricos pueden ahorrar hasta un 45-50% en las facturas del taller en comparación con un coche de combustión.

Los enchufables no pasan tanto por el taller como los vehículos convencionales, pero no hay que descuidarlos. En el artículo de esta semana repasamos los elementos básicos para el mantenimiento de un coche eléctrico.

 

Cómo mantener un vehículo eléctrico

Ruedas

A pesar de que el tamaño de la llanta tiene mucho que ver en la autonomía de un vehículo eléctrico, lo que no cambia es la banda de rodadura. Los vehículos enchufables no usan neumáticos especiales por lo que la norma que marca que un vehículo no puede utilizarse con una banda de rodadura inferior a 1,6 mm también les compete.

Sistema de amortiguación y frenado

El sistema de refrigeración de un coche con batería eléctrica no dista mucho al de uno de combustión interna, ya que hay que tener en cuenta tomar ciertas precauciones, sustituciones y posibles averías. Sobre el frenado, los coches eléctricos disponen de una frenada regenerativa que hace que las pastillas sufran un escaso desgaste, pero eso no quiere decir que no haya que cambiarlas en un momento determinado.

Líquido refrigerante y filtro del aire

Siendo diferente que en un coche tradicional, existe un líquido específico para los coches eléctricos. Debe renovarse, según lo marcado por el fabricante y lo más común es que se recomiende entre los 80.000 y 120.000 kilómetros la primera vez que se cambie. En cuanto al filtro del aire, los expertos recomiendan cambiar el filtro de aire a los 10.000- 15.000 kilómetros, sea del tipo que sea el vehículo.

 

Elementos básicos para el mantenimiento de un vehículo eléctrico

 

La importancia de las baterías

Los fabricantes se esfuerzan por hacer baterías que no pierdan autonomía con los años. Y aunque los avances conseguidos han sido considerables, todavía dan garantías de hasta ocho años con un nivel alto de autonomía. Respetar los ciclos completos de carga; recargar cuando el nivel es bajo y circular a velocidad constante es beneficioso para alargar la vida útil de las baterías.

La vida media vida de una batería suele estar entre los 10 y 15 años pero hay formas de mantenimiento que pueden alargarla. Los ciclos de carga deben ser escasos y poco frecuentes, cuando la batería presente niveles bajos y no antes. Además, hay que reseñar que el sistema de carga rápido no es el más aconsejable.

 

Conoce emovili

En emovili te ayudamos a buscar el mejor cargador de coche eléctrico en Madrid y te ofrecemos soluciones en todos los modelos del mercado. Nos distinguimos por contar con un equipo técnico y humano especializado en el sector de la recarga de coches eléctricos e híbridos.

Si quieres el mejor precio de punto de recarga confía en emovili, donde te ofrecemos un servicio global que incluye el asesoramiento a lo largo de todo el proceso, desde el estudio previo, a la instalación del punto de recarga y su posterior mantenimiento.

Recommended Posts