Qué es y cómo funciona un vehículo eléctrico - Emovili

Qué es y cómo funciona un vehículo eléctrico

Qué es y cómo funciona un vehículo eléctrico

El coche eléctrico es el presente. Y, aunque se piense que es algo que ha surgido hace poco, lo cierto es que el coche eléctrico lleva más entre nosotros de lo que podemos imaginar. Ahondamos más en la historia de estos coches para conocer cómo son y cómo funcionan hoy en día.

El coche elétrico: historia del s.XIX

El origen del coche eléctrico se remonta a la década de los años 30 del siglo XIX. Mucho tiempo antes de que aparecieran los vehículos de combustión, el coche eléctrico empezaba a desarrollarse. ¿Quién inventó el coche eléctrico? A decir verdad, es algo que no está nada claro. Para unos es Ányos Jedlik, ingeniero y sacerdote húngaro; para otros fue el matrimonio estadounidense Davenport, que desarrollaron (1834) y patentaron (1837) un prototipo de vehículo de pequeña escala, equipado con un motor eléctrico que se alimentaba de una batería. Por aquella época el inventor escocés Robert Anderson diseñó también un carruaje equipado con dicho motor.

Entonces, ¿qué pasó para que los vehículos de combustión tuvieran más éxito? El obstáculo con el que se toparon estos inventores es el mismo: la autonomía de las baterías. Las primeras eran pesadas y no se podían recargar por lo que no podemos hablar de coches totalmente operativos y capaces de competir con los que ya existían, los de vapor. Y cuando llegaron los vehículos de gasolina, se ganaron la aceptación del público puesto que su autonomía era mucho mayor.

Con todo, los vehículos eléctricos eran usados en las ciudades por la aristocracia y la alta burguesía. En ciudades como Londres, comenzaron a emplearse como taxis.

¿Cómo es un coche eléctrico?

Hoy en día, los vehículos eléctricos han evolucionado hasta convertirse en la primera opción para muchos conductores. Se les considera el presente, frente a los vehículos de combustión y están ganando terreno a pasos agigantados. Para conocer un poco más acerca de estos coches, veamos cómo son, de qué partes se componen:

  • Baterías: se trata de baterías de iones de litio que cumplen la función de almacenar la energía proveniente del cargador en forma de corriente continua. De esta forma se alimenta todo el coche eléctrico. En el caso de que se trate de un coche eléctrico que tienen un motor eléctrico de corriente alterna, la batería iría conectada a un inversor. Es lo que podríamos denominar como el depósito de combustible, en este caso, eléctrico. Es el tipo de batería lo que determinará la potencia que puede usar el motor, su autonomía y el propio diseño del vehículo.
  • Motor: puede ser un motor de corriente alterna o de corriente continua y un vehículo eléctrico puede tener uno o varios motores, dependiendo del diseño de este.
  • Cargador: su función es absorber la electricidad de forma alterna directamente desde la red eléctrica y la transformarla en corriente continua. Esto así para cumplir su función de cargar la batería principal.
  • Transformadores: convierten la corriente alterna, aquella que es suministrada por la red, en corriente continua, que es la que se acumula en las baterías.
  • Inversores: son los encargados de transformar la corriente continua en corriente alterna.
  • Controladores: cumplen con la función de comprobar el correcto funcionamiento por eficiencia y seguridad. También son los que regulan la energía que recibe o recarga el motor.

Sin duda la electricidad es el presente y el futuro ya que, aunque aún queda mucho por investigar y comprobar, se plantea que en unos años se pueda producir a través de energía solar, consiguiendo de esta manera que estos vehículos sean aún más eficientes, sostenibles y ecológicos.

Además, con el aumento de este tipo de vehículos eléctricos la calidad de vida de toda la población mejorará considerablemente. La contaminación del aire y la acústica se verán reducidas y se hará un uso más eficiente de los recursos energéticos.

Sin comentarios

Escribir un comentario