Historia del vehículo eléctrico - Emovili

Historia del vehículo eléctrico

thomas_edison_1928_ford_model_t

Historia del vehículo eléctrico

Aunque parezca que los vehículos eléctricos son un invento reciente, lo cierto el que es primer vehículo eléctrico fue creado en 1838, de la mano de Robert Davinson. Consiguió que una locomotora se moviese sin utilizar carbón ni vapor.

Durante el siglo XIX, las investigaciones sobre electromagnetismo avanzaban a gran velocidad, siendo una de sus primeras aplicaciones la motorización de vehículos.

La época de esplendor de los vehículos eléctricos

En el 1900, los vehículos eléctricos se hicieron con las carreteras, siendo éstos los que más se vendían. En 1899, el vehículo eléctrico llamado La Jamais Contente, superó los 100 kilómetros por hora, un récord de velocidad para la época.

Los primeros vehículos de gasolina resultaban muy sucios, hacían mucho ruido y eran mucho más contaminantes que ahora. La gasolina tampoco era fácil adquirirla por entonces y no resultaban nada fáciles de manejar. Mientras que el vehículo eléctrico resultaba simple, fiable y sin cambios de marchas ni manivela para el arranque. Su autonomía resultaba razonable y su precio era adecuado para la burguesía y clases altas, que eran los que se podían permitir el lujo de tener un coche.

Su carga resultaba muy sencilla, ya que las ciudades estaban comenzado a adoptar la electricidad con mucha rapidez.

Esta época de esplendor de los vehículos eléctricos duró muy poco, ya que en 1912, Henry Ford inventó la producción en masa mecanizada. Los vehículos se empezaron a construir con motor de arranque, el precio de la gasolina bajó, se abrieron carreteras al tráfico y presentaban mayor autonomía que los vehículos eléctricos.
A pesar de que la tecnología de las baterías avanzaba a pasos de gigante, el coche de gasolina acabó por desbancar al vehículo eléctrico.

La crisis del petróleo

A mediados de los años 60, ya casi habían desaparecido. En las décadas de los 60 y 70, empiezan a aparecer modelos en el sector industrial, los carritos de golf eléctrico y algún pequeño coche urbano.
La crisis del petróleo fue el principal detonante para que los fabricantes de coches se viesen obligados a buscar alguna alternativa, centrándose en mejorar la eficiencia y autonomía de los vehículos eléctricos.

En 1990, en el Salón de Los Ángeles, General Motors precursores del famoso General Motors Experimental Vehicle, lanzan el Impact.

Pero el claro protagonista de los vehículos eléctricos fue con el Toyota Prirus en 1997. Un híbrido puesto a la venta en Japón. Fue lanzado de forma global en el año 2000, convirtiéndose en un auténtico éxito entre las celebridades que fueron de gran ayuda para que esta nueva tecnología se conociese.

Es innegable que los vehículos eléctricos tienen un enorme potencial y el interés por ellos de las empresas más importantes va a convertir al vehículo eléctrico en una alternativa mucho más sostenible y acorde a los nuevos tiempos que los coches de combustión convencionales. Aún quedan pasos por dar pero el sector se mueve en la línea adecuada, en Emovili estaremos muy atentos a los nuevos desarrollos tecnológicos para poder acercarlos al usuario final lo antes posible.