Instalar cargador y punto de recarga híbrido enchufable Hyundai Ioniq

Hyundai Ioniq

La marca coreana lanzó al mercado tres versiones diferentes de su modelo Ioniq, utilizando tres tecnologías ECO distintas: eléctrico, híbrido e híbrido enchufable. En el caso de este último, el motor de gasolina proporciona 105 CV de potencia y el eléctrico cuenta con 44.5 kW que se traducen en 61 CV. Con una velocidad máxima de 178 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 10 segundos.

 

El Hyundai Ioniq híbrido enchufable es una opción ideal para desplazamientos urbanos, ya que sus 61 CV de potencia eléctrica pueden mover el vehículo con velocidades de hasta 60km/h con una autonomía de 43 kilómetros. Esto permite a los usuarios disminuir su consumo de combustible, a la vez que se reducen las emisiones de CO2, cumpliendo con la normativa vigente que prohíbe la circulación de ciertos vehículos en grandes ciudades.

 

Instalaciones de recarga para el Hyundai Ioniq híbrido enchufable

 

Si tenemos un Hyundai Ioniq híbrido enchufable podremos elegir dos tipos de instalaciones de puntos de recarga en función del tiempo de carga que deseemos. Si queremos cargar la batería de nuestro vehículo durante nuestras horas de sueño o durante nuestra jornada laboral, lo mejor será optar por una instalación con dispositivo Modo 3 de recarga y conector Tipo 2 o Mennekes. Este tipo de recarga semirrápida hará que en aproximadamente 4 horas la batería de nuestro vehículo alcance un 80% de carga.

 

En cambio, para cargas rápidas lo más indicado es elegir una instalación con dispositivo Modo 4 y cargador CHAdeMO. Con ella se obtiene un 80% de carga de la batería de nuestro vehículo en más o menos media hora.