La Unión Europea te facilita la instalación de un punto de recarga - Emovili

La Unión Europea te facilita la instalación de un punto de recarga

La Unión Europea te facilita la instalación de un punto de recarga

La movilidad sostenible ya es una realidad. Las grandes marcas ya han comenzado a producir coches eléctricos. Muchas de ellas han puesto incluso una fecha límite a la producción de vehículos de combustible fósil. Y las ventas no han hecho más que crecer. Aun así, la implantación total del coche eléctrico requiere el apoyo de las instituciones. Y eso es exactamente lo que ha hecho la Unión Europea el pasado 17 de abril.

No todos los países europeos han sabido adaptarse a la movilidad eléctrica. Hay ejemplos como Noruega o Francia que destacan por la implantación del modelo eléctrico. Sin embargo, otros países se están quedando atrás. Por eso, para unificar criterios e impulsar la movilidad eléctrica sostenible, la Comisión Europea ha creado una normativa específica. Según esta nueva ley, todos los edificios que se construyan a partir de 2021, tanto público como privados, estarán obligados a instalar puntos de recarga para coches eléctricos en sus garajes. Aquellos edificios anteriores a esa fecha tendrán que instalar puntos de recarga particulares en un período de tiempo estipulado.

Cómo regula la normativa española la instalación de puntos de recarga en garajes comunitarios

En España, actualmente la ley permite instalar puntos de recarga en garajes comunitarios. Ningún vecino puede oponerse ni impedirlo. Sin embargo, la instalación es más difícil cuando se trata de edificios anteriores a 2006 o en el caso de que el dueño de la plaza viva en otro edificio.

La reglamentación española ITC BT-52 es más laxa en cuanto a los requisitos mínimos que se exigían con los puntos de recarga. Según esta normativa, solo era obligatorio que los edificios dejaran preparados los huecos y canalizaciones necesarios. Sin embargo, la existencia de un punto de recarga no era imprescindible. Con esta nueva ley europea, los edificios residenciales de nueva construcción o reformados con más de 10 plazas de aparcamiento deben tener el cableado necesario para que posteriormente se lleve a cabo la instalación. Esto supone un ahorro importante por parte de los usuarios con vehículos híbridos enchufables.

En el caso de los edificios residenciales de vieja construcción, aquellos que tengan más de 20 plazas de aparcamiento también se verán afectados por la normativa europea. También estarán obligados a incluir la infraestructura de cableado necesaria para la posterior instalación de cargadores coches eléctricos.

Puntos de recarga en todos los edificios

La nueva normativa europea va más allá de los edificios residenciales. Desde el Parlamento Europeo se quiere fomentar la implantación de medidas a largo plazo por parte de los países miembros. Estas están encaminadas a la renovación del parque inmobiliario, logrando una mayor eficiencia energética.

Además, en esta apuesta por la movilidad sostenible, la Unión Europea también quiere regular los puntos de recarga en los edificios no residenciales. También quiere favorecer la instalación de punto de recarga de coche eléctrico madrid en edificios públicos, oficinas y lugares de ocio. Este tipo de lugares que cuente con más de 10 plazas de aparcamiento, deben contar con al menos un punto de recarga. Además, deberá contar con la infraestructura y el cableado necesarios para que una de cada cinco plazas cuente con un punto de recarga.

La aparición de este tipo de regulaciones por parte de la Unión Europea sumada al apoyo del Gobierno gracias a la ampliación de las ayudas del Plan MOVALT, son el impulso necesario para alcanzar la expansión y normalización del coche eléctrico en España.

Sin comentarios

Escribir un comentario