Londres prohibirá la venta de vehículos de combustión en 2030

Londres prohibirá la venta de vehículos de combustión en 2030

vehículos de combustión

Londres prohibirá la venta de vehículos de combustión en 2030

Reino Unido quiere borrar del mapa los vehículos de gasolina y diésel para 2030 con el fin de quitar todo del medio menos los coches de energías limpias. Mientras que el Gobierno de Reino Unido había dicho unos meses atrás que prohibirá la venta de todos los coches nuevos de diésel y gasolina a partir del año 2040, el alcalde de Londres, Sadiq Khan ha apostado por adelantar este hecho una década y limpiar las calles de vehículos de combustión ya en 2030.

Londres no quiere esperar para prohibir los vehículos de combustión

El Gobierno de Reino Unido debía detallar las propuestas del plan “Road to Zero”, pero el alcalde de Londres reunió a los alcaldes de otras ciudades como Manchester, Liverpool, Oxford, Bristol y Sheffield para solicitar que estas medidas se implementen más rápido.

Según Khan:

“Prohibir la venta de nuevos vehículos de gasolina y diésel para el 2030, proporcionar apoyo para entregar Zonas de Aire Limpio en las ciudades e introducir un programa nacional de renovación de vehículos mejorará drásticamente nuestra calidad del aire y nuestra salud”.

Las medidas que ya están llegando

vehículos de combustión

Algunas de las medidas que están llegando y que se implementarán dentro de poco en las principales ciudades de Reino Unido son las siguientes:

  • Londres está creando una zona de emisiones ultrabajas que hará que los dueños de los coches que cuenten con una motorización tradicional paguen diariamente para poder acceder al centro de la ciudad.
  • Oxford pasará a prohibir su acceso al centro a partir del año 2020.

De esta forma, Reino unido se suma a otros países y las prohibiciones que se están anunciando para ciudades de todo el mundo. Un ejemplo es California, que quiere prohibir la venta de los vehículos nuevos alimentados por combustibles fósiles para enero del año 2040.

Holanda, China, Noruega o Francia, entre otros, también siguen sus pasos. En el caso de Francia, lo que quieren hacer es convertir París en una ciudad neutra en carbono para el año 2050, terminar con el diésel en 2024 y con la gasolina en 2030. Roma, por su parte, tiene planes para prohibir la entrada de vehículos diésel al centro de la ciudad para el año 2024. Además, Escocia terminará con los motores más antiguos para el año 2020, salvándose únicamente los diésel Euro 6 de 2014 y los coches gasolina Euro 3 de 2005.

Madrid y Barcelona ya están regulando la circulación mediante las emisiones de los coches, unas restricciones que se aseverarán durante los próximos años. El objetivo es el de mejorar el aire que respiramos y proteger así a los ciudadanos de la alta contaminación a la que se exponen. Londres lo que busca es ir más allá y prohibir por completo los vehículos de combustión.

Los fabricantes, mientras tanto, apuestan por el CO2 para salvar la tecnología diésel, y ya queman hasta un 25% menos de combustible que los motores de gasolina, algo que puede ser determinante para ayudar a cumplir con los objetivos climáticos a medio plazo. Sin embargo, Bruselas está observando y amenaza con poner sanciones en el caso de no cumplir con estos objetivos.

Habrá que estar atentos a las novedades que irán llegando durante los próximos años a las diferentes ciudades en todo el mundo. ¿Logrará Londres prohibir los vehículos de combustión para el año 2030? No dejan de llegar novedades en este sentido y se trata de un mundo cambiante así que pronto veremos qué restricciones implementa cada país con el fin de reducir la contaminación y lo que llega nuevo al universo de los coches eléctricos. El paso de la combustión a la electricidad parece el más sensato para conseguir los objetivos.

Sin comentarios

Escribir un comentario