Los vehículos eléctricos se caracterizan por contener de menos piezas que uno de gasolina y los costes de mantenimiento son muy inferiores. El coche eléctrico no necesita aceite, lleva pocos filtros y no hay que sustituir ni revisar correas o embragues. Las pastillas de freno son duraderas por el sistema de frenada regenerativa que carga parcialmente la batería. El motor de un coche eléctrico, además de tener un menor tamaño, cuenta con menos piezas y ofrece un mantenimiento menos complejo.

Para mantener un coche eléctrico hay que tener en cuenta unas claves para asegurar la vida útil del coche. Algunas de las cosas a valorar son exclusivas de este tipo de coche, como la recarga de batería, pero hay otras que se comparten con cualquier tipo de vehículo y reside en el buen funcionamiento de neumáticos, frenos y filtros de aire. A continuación, detallamos los aspectos más importantes para lograr un buen mantenimiento en un coche eléctrico.

Sobre el estado de los frenos

necesario sustituir el líquido de frenos a partir de los 40.000-50.000 kilómetros. Si hablamos de los vehículos eléctricos, las pastillas de freno tienen mayor duración debido a su sistema de frenada regenerativa. El freno motor no lo encontramos en estos coches pero si el freno regenerativo que al frenar traspasa la energía cinética de los frenos a las baterías. Controlar el estado de los frenos es una tarea a realizar en coches diésel, gasolina y eléctricos pero pueden variar el número de kilómetros para renovar las pastillas de freno y líquido según cuál sea el motor.

 

El freno motor no lo encontramos en estos coches pero si el freno regenerativo que al frenar traspasa la energía cinética de los frenos a las baterías

 

Duración de los neumáticos

No hay que olvidar la importancia de tener unos neumáticos en buen estado tanto en vehículos eléctricos como en los de motor diésel o gasolina. Es aconsejable cambiar los neumáticos previamente a que la banda de rodadura sea menor a 1,6mm. La duración de los neumáticos tiene que ver con diversos aspectos: problemas de alineación, sobrecarga de peso, forma de conducción o en qué estado se encuentran las vías por las que circula el coche eléctrico. Siempre es vital revisar el estado de los neumáticos para asegurar un fuerte agarre y capacidad de reacción ante cualquier situación durante la conducción.

automobile-automotive-black-1236788

Cambios de aceite y aire

No es menor el asunto sobre el cambio del filtro de aire, recomendable a los 10.000- 15.000 kilómetros en cualquier tipo de vehículos. Si nos referimos a los coches eléctricos, es necesario revisar el líquido refrigerante de las baterías a los 170.000 km en una primera ocasión y después cada 120.000 km.

Mantenimiento de los coches híbridos

Los automóviles híbridos vienen equipados con los componentes de un motor de combustión común y requieren de la misma clase de mantenimiento, incluyendo los cambios de filtros de aire y aceite. El quebradero de cabeza en este tipo de vehículos, como ocurre en los eléctricos, proviene de la batería. En los coches híbridos tienen un mejor nivel de carga (40-60%).

Te esperamos en emovili

En emovili somos expertos en movilidad y recarga de coches eléctricos. Realizamos la instalación cargador para coche eléctrico en Madrid e instalaciones en todo tipo de localizaciones sean privadas o públicas.

Si estás pensando en instalar un punto de recarga en Madrid o el resto de España, te presentamos un servicio global que incluye el asesoramiento a lo largo de todo el proceso, empezando por un estudio previo, la instalación del punto de recarga y su posterior mantenimiento.

Entradas recomendadas