Instalación cargador híbrido enchufable MINI Cooper SE Countryman - Emovili

MINI Cooper SE Countryman

Existen pocos coches tan icónicos como el MINI. Desde sus modelos más clásicos hasta ahora, la marca británica ha sabido adaptarse a los tiempos y las nuevas necesidades que los usuarios han ido presentando. Como respuesta a la creciente demanda de vehículos respetuosos con el medio ambiente, nació su primer híbrido: el MINI Cooper SE Countryman.

 

Este híbrido tiene una potencia de 224 CV, siendo 136 CV aportados por su motor de gasolina y los 88 CV restantes provenientes de su motor eléctrico. Sus dos sistemas pueden usarse conjuntamente o de forma independiente, en cuyo caso tiene una autonomía eléctrica homologada de 41 kilómetros, que se reducen a unos 30 en conducción real. Su velocidad máxima es de 198 km/h, aunque cuando se conduce en modo totalmente eléctrico se alcanzan como máximo 135 km/h. A partir de esa cifra y hasta los 198 km/h es el motor de gasolina el que mueve el coche.

 

Instalaciones de recarga para el MINI Cooper SE Countryman

 

El MINI Cooper SE Countryman cuenta con un sistema que permite programar el inicio de las recargas, de forma que podemos dejarlo enchufado pero que este no comience a cargarse hasta la hora en la que nosotros decidimos. Además, también puede ajustarse la potencia de carga, lo cual es muy útil cuando tenemos que enchufarlo a una instalación que no soporta la potencia máxima.

 

Existen dos tipos de instalaciones que nos servirán para cargar la batería de nuestro MINI Cooper SE Countryman y que se diferencian en el tiempo que tardan en cargar el vehículo. En primer lugar, si queremos realizar cargas rápidas optaremos por una Modo 4 y conector CHAdeMO con la que tendremos un 80% de carga en tan solo media hora. Por otro lado, para obtener la misma cantidad de batería en aproximadamente 4 horas lo más adecuado es colocar una instalación de Modo 3 y cargador Tipo 2 o Mennekes que permiten cargas semirrápidas.