Instalación punto de recarga Porsche Panamera E-Hybrid

Porsche Panamera E-Hybrid

La marca alemana se suma a la tendencia de la conducción sostenible con su primer berlina enchufable. El Porsche Panamera E-Hybrid destaca, no solo por su potencia, sino por su bajo consumo. Con solo 2.5 litros de combustible a los 100 kilómetros, es capaz de circular alrededor de 50 kilómetros de forma completamente eléctrica. Es decir, a toda la energía que le caracteriza no le acompaña un consumo elevado y además de una conducción deportiva, permite ser respetuoso con el medio ambiente.

 

La versión híbrida del Porsche Panamera cuenta con dos motores. El primero de ellos, de inyección directa y turbo, le aporta 330 CV potencia. El segundo, eléctrico y con unas baterías de 14.1 kWh, le añaden 136 CV más. La suma de ambos se traduce en 462 CV capaces de alcanzar la velocidad máxima de 278 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos.

 

¿Qué instalación de recarga necesita un Porsche Panamera E-Hybrid?

 

Una peculiaridad muy útil de esta berlina es que las cargas pueden programarse desde el propio vehículo o desde una aplicación para smartphones. De esta manera, se pueden realizar en los intervalos horarios en los que resulte más económico el kilovatio.

 

Al margen de esta funcionalidad, podemos elegir dos tipos de puntos para la recarga de nuestro Porsche Panamera E-Hybrid. En primer lugar, y si necesitamos realizar cargas rápidas que nos permitan disfrutar de la conducción eléctrica en cortos períodos, la opción adecuada es aquella que, mediante un cargador CHAdeMO, nos permite conseguir un 80% de batería en tan solo media hora con un dispositivo Modo 4.

 

Si, en cambio, queremos dejar nuestro vehículo enchufado durante nuestras horas de sueño o durante nuestra jornada laboral, entonces nos decantaremos con un dispositivo modo 3 que permite cargas semirrápidas, es decir, en aproximadamente 4 horas lograremos un 80% de batería con un conector Tipo 2 o Mennekes. Este tipo de instalación es la más indicada para particulares, ya sea en una vivienda o un garaje comunitario.