Instalar cargador y punto de recarga Renault Kangoo Electric

Renault Kangoo Electric

El hecho de que el modelo eléctrico de Kangoo de la marca francesa se posicione en los primeros puestos de ventas tiene una explicación muy sencilla: es el primer coche 100% eléctrico de Renault pensado para autónomos y empresas de transportes y reparto. Aunque existen otros coches enchufables diseñados para cumplir funciones similares, el precio del Kangoo eléctrico es más asequible, por lo que ha resultado ser más competitiva que el resto de vehículos de su sector.

 

El Kangoo eléctrico es además el vehículo ligero comercial para carga y transporte más vendido en España, quizá debido a que se trata del eléctrico con más autonomía de su sector. Los 200 km reales que se pueden recorrer tras una carga completa encajan a la perfección con las necesidades de autónomos y empresas que necesitan realizar numerosos desplazamientos a lo largo del día.

 

Instalaciones de recarga para el Renault Kangoo Electric

 

Existen dos tipos de Renault Kangoo Electric en función de su carrocería. La versión normal, que mide 4,2 metros tiene dos plazas y un área de carga de 3.500 litros. La versión maxi, con 4,6 metros de longitud, tiene una capacidad máxima de carga de 4.600 litros. Todas ellas tienen un motor de 60 CV, de 44kW con una velocidad máxima de 130 km/h. La instalación que se debe elegir para cualquiera de los dos modelos dependerá de las necesidades del usuario.

 

En el caso de que se quiera dejar el vehículo cargando durante la noche, deberá instalar el cargador coche eléctrico Modo 3, que permite una recarga semirrápida. En aproximadamente 4 horas se consigue un 80% de batería. El cargador sería de Tipo 2 o Mennekes, ya que emplea corriente alterna. Esta opción es la más indicada para hogares y garajes comunitarios.

 

Para el caso de las empresas, que no puedan prescindir de los vehículos que utilizan para realizar su actividad laboral, la mejor idea es realizar una instalación de punto de recarga para coche eléctrico Modo 4. Esta produce cargas rápidas, haciendo que solo se necesite media hora para alcanzar un 80% de carga de las baterías. El cargador en este caso sería CHAdeMO, para corriente continua.