Clases de recarga en un coche eléctrico

recarga-coche

En la actualidad podemos encontrar hasta seis tipos de recarga usados por los vehículos eléctricos, desde el tipo super-lento, recarga lenta ideal para recargar en un garaje privado durante la noche, hasta el rápido, capaz de recargar completamente una batería en 10 minutos, o la carga ultra rápida, en fase experimental. En el post de esta semana describimos los diferentes tipos de carga para un coche eléctrico:

Recarga super-lenta

Hablamos de recarga super-lenta cuando la intensidad de corriente es de 10 A como máximo o incluso menos por no contar con una base de recarga con protección e instalación eléctrica correcta. La recarga total de las baterías de un coche eléctrico medio, unos 22 – 24 kWh de capacidad, tarda de diez a doce horas.

Recarga lenta

Es más común por su sencillez. Se conecta el coche a un enchufe doméstico y se producirá una carga con corriente alterna monofásica a 230V, 16A y con 3,6 kW de potencia máxima. El tiempo depende de la capacidad de la batería que tenga el coche eléctrico, oscilando entre las 5 y las 8 horas.

La recarga lenta posee una opción que usa corriente alterna trifásica a 400V y 16A, pudiendo alcanzar los 11 kW de potencia, completando totalmente la carga en unas 2 o 3 horas. Esta variante no es tan común como la monofásica, que tendremos disponible normalmente en nuestra propia casa.

Recarga semi-rápida

No muy utilizada en la actualidad, se sustenta con una corriente monofásica de 230V, 32A y 8-14 kW, con un tiempo de carga que va desde la hora y media a las 3 horas. Si hablamos de la corriente alterna trifásica de 400V, hasta 63A y de 22 a 43 kW, en solo media hora está cargada la batería. La recarga semi-rápida suele centrarse sobremanera en lugares públicos o también privados, como por ejemplo parkings de flotas o en centros comerciales.

Recarga rápida

Cuando nos referimos a la recarga rápida la asociamos con estaciones de servicio que ofrecen este tipo de recarga eléctrica, además de las cada vez más extendidas electrolineras. Se necesita una instalación eléctrica compleja, ya que trabaja con una corriente continua de hasta 600V y 400A, pudiendo superar los 200 kW de potencia, que permiten cargar un gran porcentaje de la batería en un máximo de 30 minutos. A su vez, mediante el uso de corriente alterna, 500V y 250A, llega a los 220 kW y la recarga de 3/4 de su capacidad se realiza en 10 minutos.

Recargas super rápida y ultra rápida

La recarga super rápida necesita el doble de potencia que la rápida, significando una gran reducción de tiempo de carga. Hoy en día ese tipo de recarga es habitual en vehículos de la marca Tesla.

En cuanto a la ultra rápida, como decíamos al inicio del artículo, se encuentra todavía en fase experimental. Esta recarga está ideada para vehículos eléctricos con acumuladores supercondensadores, como por ejemplo algún tipo de autobús eléctrico. La potencia de recarga es muy elevada y puede variar entre los 130 y los 150 kW.

En unos cinco o diez minutos se pueden recargar las baterías por completo sin ningún problema. Hay que señalar igualmente que las baterías de iones de litio sufren mucho las altas temperaturas y este tipo de recarga provoca un deterioro grave de su vida útil.

En emovili somos profesionales en movilidad y recarga de coches eléctricos. Te asesoraremos en la búsqueda de cargador para coche eléctrico en Madrid por modelo y marca. Desde emovili creemos que la movilidad eléctrica es el futuro. Instala tu punto de recarga en Madrid con nosotros y te ofrecemos soluciones para todos los modelos del mercado.

Instalación puntos de recarga en garajes comunitarios

electric

Una de las preguntas que se hacen las personas que están pensando en comprarse un vehículo eléctrico o híbrido es dónde van a poder recargarlos. Se recomienda que o bien tengas un garaje privado o una plaza en un garaje comunitario, ya que si tu coche es 100 % eléctrico es muy importante que no duerma en la calle y tener un lugar de carga donde dejarlo toda la noche.

Garaje comunitario, ¿qué tengo que hacer?

Esta es una de las dudas más habituales para las personas que ya han adquirido este tipo de vehículos. ¿Se puede instalar un punto de carga en un garaje comunitario? La respuesta es sí, y a continuación te explicamos cómo.

Lo primero que hay que hacer es informar a la comunidad de propietarios. Se debe de hacer por escrito, para que quede constancia, pero no es necesario someter la instalación a votación, con informar es suficiente. La comunicación ha de hacerse de manera oficial, es decir, debe estar fechada y sellada, y recuerda quedarte con una copia.

Hay varias formas de realizar una instalación en este tipo de garajes, pero primero asegúrate de que quien la lleve a cabo sea un electricista profesional y autorizado para este tipo de instalaciones. De esta forma tendrás garantizada la calidad y la seguridad de la instalación que haga evitar las sobretensiones.

Tipos de instalación

Como hemos mencionado existen varias formas de instalación: desde un contador individual o desde el contador del garaje.

  • Desde un contador propio

Si el garaje se encuentra en el mismo edificio en el que vivimos, lo más fácil es que, aprovechando el contrato de suministro eléctrico de la vivienda, se haga una derivación de la instalación eléctrica a la plaza de garaje.

A su vez, esta acción tiene dos opciones. La primera es que se haga desde el propio contador de nuestro suministro eléctrico, cuenta con la ventaja de que los contadores suelen encontrarse en las plantas bajas o garajes, por lo que la distancia del contador a la estación de carga será mucho menor y, como consecuencia, el coste de la instalación, ya que se usará una menor longitud de cable.

La segunda opción sería realizarla desde el cuadro general de mando en la propia vivienda. La ventaja que ofrece esta opción es que podemos contar con un control más directo, ya que se instalará en la propia casa el interruptor automático.

  • Desde el contador del garaje

Si el garaje no se encuentra en nuestro edificio o resulta difícil realizar la derivación. En este caso es necesario un segundo contador en la derivación que sirva para que la comunidad de propietarios pueda contabilizar el gasto y pasarlo en la cuota mensual que corresponda a la plaza. En esta opción sí que es necesaria la aprobación de la comunidad de propietarios, ya que no valdría solo con la comunicación por escrito.

Es importante tener presenta que, en cualquier caso, quien es responsable de los gastos es la persona a la que vaya a pertenecer el punto de carga y siempre, antes de hacer nada, estar seguros de qué tipo de cargador es el que necesita el vehículo.

Tipos de puntos de carga

punto de carga

Los puntos fijos de recarga también reciben el nombre de wall-box y son un elemento imprescindible, ya que es el sistema a través del que la mayoría cargaremos nuestro coche eléctrico. Hablamos por tanto, de un elemento a potenciar dentro de la movilidad sostenible.

Los puntos de recarga son los sistemas físicos que nos dan corriente eléctrica para nuestro vehículo, ya se trate de un vehículo eléctrico o un híbrido. Este sistema se compone de varios elementos que hacen del conjunto un sistema integral de recarga.

El punto de recarga irá en la pared del garaje o aparcamiento donde se va a realizar la instalación eléctrica, de modo que poder cargar la batería de nuestro coche eléctrico será tan sencillo como cargar cualquier otro aparato electrónico, como nuestro teléfono móvil.

Los conectores con los que trabajamos son Mennekes, Yazaki y Schuko ya que no todos los vehículos eléctricos llevan la misma conexión a la red.

La alimentación es por corriente alterna y puede ser de forma monofásica o trifásica, que irán en función de la rapidez de carga requerida y el tipo de conector.

Un equipo de carga monofásico permitirá cargar la batería del vehículo en unas 6 u 8 horas, mientras que el tipo trifásico nos va a permitir tener nuestro coche a punto entre 2 y 4 horas.

Tus puntos de carga personalizados

Los coches eléctricos representan el futuro, el ahorro y la sostenibilidad, por lo que en Emovili personalizamos cada punto de carga de cara a optimizar su eficiencia.

Para ello hacemos un estudio completo previo a la instalación, de forma que según tu caso particular, podremos asesorarte sobre cuál ser el punto de recarga que te resulte más beneficioso y con el que ahorres más a largo plazo. Una vez esto quede acordado procederemos a la instalación, ocupándonos también del futuro mantenimiento de tu punto de carga o de cualquier problema que pueda surgir.

Es un sistema diseñado para optimizar el tiempo de carga a la vez que reduce el gasto energético. En Emovili trabajamos para personalizar tu punto de recarga, ofreciéndote la mejor solución en cuanto a potencia y conexión, cumpliendo con tus necesidades de carga y los estándares españoles y europeos.

Elementos de los puntos de carga

Los puntos de carga se componen de una serie de elementos que detallamos a continuación:

  • Una parte de protección, que es la que controla todo el circuito eléctrico, entre el vehículo y la red. El lo que nos va a proteger de posible descargas eléctricas y en segundo lugar protege también al vehículo de posibles subidas de tensión o cortes.
  • Los wall-box o puntos de carga, disponen de sistemas de medicación a través de un contador eléctrico digital que nos permitirá conocer nuestro consumo de forma on-line. Es muy práctico para poder llevar un control exacto de nuestro consumo eléctrico de modo que siempre sepamos de ante mano lo que vamos a gastar ese mes.
  • Los elementos de programación son los que nos van a permitir establecer unas rutinas para el uso del punto de carga. Es efectuado por medio de un temporizador a través del que podemos marcar el periodo de tiempo en el que suministrarle energía a nuestro vehículo.
  • Por otro lado, los elementos de seguridad también son importantes, ya que son los que van a evitar que personas ajenas utilicen nuestro punto de carga. Es decir, que para usar nuestro punto de recarga necesitemos una llave o una tarjeta, para así estar seguros de que solo lo utilizaremos nosotros o quiénes nosotros queramos.