Vía ecoinventos

Elon Musk ha publicado una primera lista de los hospitales que recibirán los ventiladores fabricados por Tesla, entre los cuales encontramos dos españoles, el Hospital Universitario de Burgos y el Hospital de Campaña de IFEMA en Madrid. Cada uno ha recibido 20 unidades para ayudar a los pacientes con coronavirus.

El Palacio Municipal de Congresos de Madrid se ha convertido, desde hace semanas, en un hospital de campaña en el que se despliegan decenas de camas para tratar a los pacientes infectados por la COVID-19.

Por otro lado, el Hospital Universitario de Burgos es uno de los muchos centros de salud que han sufrido la pandemia. Al igual que el hospital de campaña de IFEMA, que se espera que cierre a finales de mayo, el complejo de Burgos ya ha preparado un plan para volver a la normalidad después de que dos plantas hayan sido vaciadas y otras dos hayan empezado a ofrecer los mismos servicios que antes de la pandemia.

La llegada de los ventiladores de Tesla a España ocurre en un momento en que el número de infectados y muertos está disminuyendo. En IFEMA afirman que el servicio ya se ha estabilizado y que ya se están produciendo menos ingresos que los previstos. El hospital será eventualmente desmantelado, aunque podría ser reactivado en 48 horas si fuera necesario.

Musk, que fue criticado por decir que “el pánico por el coronavirus era una tontería” y por negarse a cerrar sus plantas de producción debido a la pandemia, reveló a finales de marzo sus intenciones de enviar ventiladores aprobados por la FDA a todos los hospitales del mundo donde Tesla tiene presencia. El único requisito: que sean utilizados inmediatamente y no almacenados.

El tema de los ventiladores y Elon Musk ha causado controversia desde las primeras semanas. Los funcionarios de salud revelaron que los primeros kits donados por Tesla no eran necesarios, y que si bien sirven para tratar problemas respiratorios, no eran lo suficientemente potentes para tratar a los pacientes con COVID-19.

Posteriormente, el alcalde de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que los ventiladores fabricados por Tesla no llegarían a tiempo para ayudar durante el momento crítico del brote de coronavirus. Gavin Newsom, el gobernador de California que calificó de “heroica” la iniciativa de Elon Musk, confirmó hoy que ninguno de los equipos prometidos por Tesla fue entregado en los hospitales estatales.

Los primeros ventiladores de Tesla se entregaron en el hospital Elmhurst de la ciudad de Nueva York en el distrito de Queens.

Entradas recomendadas