Vehículos del futuro: tecnológicos, ecológicos y conectados - Emovili

Vehículos del futuro: tecnológicos, ecológicos y conectados

tecnologias-coche-del-futuro

Vehículos del futuro: tecnológicos, ecológicos y conectados

En Emovili tenemos claro que la industria automotriz tal y como la conocemos seguirá evolucionando para dar lugar a vehículos ecológicos de alta tecnología que reduzcan el impacto ambiental.

El impacto ambiental que están provocando los vehículos alimentados con combustibles fósiles son una gran preocupación a nivel internacional, que obliga a que todos nos replanteemos el futuro y los cambios a nivel global se irán haciendo cada vez más notables.

Es evidente que en algunos países la implantación de los coches eléctricos llegará primero. Por ello que sea tan importante que estemos preparados, que contemos con información, infraestructuras y opciones.

Las automotrices trabajan a contrarreloj para lograr dos objetivos principales: sistemas de propulsión que no emitan gases contaminantes y a la vez altamente autónomos, respecto a su batería y conducción.

¿Cómo serán los vehículos del futuro?

Las marcas más importantes del mundo pretenden lograr vehículos autónomos en todos los sentidos. El conductor podrá elegir la opción de montarse en un vehículo que se conduzca solo. Aunque esta idea pueda parecer algo descabellada, debe ser bien entendida. No se pretende desvincular al conductor de la máquina, ya que este tendrá que ponerse al volante en determinados ocasiones o siempre que así lo elija. El conductor estará conectado al vehículo y al exterior.

Pensemos por un momento en esos viajes largos por autopista, a velocidad constante y en línea recta. El error humano está presente en el 90% de los accidentes de tráfico. ¿Cuántos accidentes evitaríamos con los coches autónomos? ¿Cuántos accidentes en carretera se deben a distracciones, a exceso de velocidad o la fatiga del conductor?

El punto de mira está puesto en la conectividad. El vehículo quedaría así conectado a la vida privada de su conductor, desplazándose en función de su agenda. Del mismo modo que estamos conectados con otros aparatos electrónicos como nuestros teléfonos móviles, también podremos estarlo con nuestros vehículos.
Una de las grandes alianzas para lograr este objetivo es la de Renault-Nissan con Microsoft. Lo que pretenden es crear una plataforma para interactuar con varios sistemas operativos, logrando un vehículo conectado a su entorno red. A la vez que permitirá monitorear la información del vehículo de forma constante para que siempre esté actualizado.

La lucha entre los fabricantes está el lograr vehículos eléctricos con una mayor autonomía. El gran objetivo de las grandes marcas, es lograr una autonomía respecto a las necesidades de repostage, que se asemeje a la de los vehículos convencionales. Así se lograría que los vehículos eléctricos se masifiquen por completo.

Pensado en le progreso

Los fabricantes y compañías de componentes electrónicos afirman que a partir del año que viene se empezarán comercializar vehículos completamente autónomos.
También se trabaja en que los viajes en un coche completamente autónomo no resulten aburridos ya que el coche se convertirá en una auténtica sala de entretenimiento online.

La única forma de hacer que las macrociudades, con millones de habitantes, es crear una solución de trasporte ecológico.

Los vehículos no solo estarán conectados con su conductor, sino que estarán conectados entre sí. Esto supone un enrome avance en seguridad, ya que los vehículos podrán detectar accidentes o malas condiciones en la carretera.

Se calcula que en 2030, al menos el 50% de los vehículos no tendrán un motor de combustión.

Otra alternativa en desarrollo son los vehículos impulsados por hidrógeno, un motor que solo expulsará vapor de agua.

Los diseños de los vehículos tendrán que ser inteligentes para poder adaptarse a las ciudades del futuro. El vehículo del futuro seguirá teniendo ruedas y asientos, pero el interior será muy diferente, con comandos completamente distintos. Los diseños de los vehículos, llegarán a donde alcance la imaginación de los diseñadores.