Instalar cargador y punto de recarga coche eléctrico Volkswagen e-Golf

Volkswagen e-Golf

A diferencia de otras casas, en Volkswagen no han apostado por un nuevo modelo eléctrico sino que han creado la versión eléctrica de uno de sus coches más icónicos y vendidos en todo el mundo: el Golf. Las diferencias exteriores que posee la versión sostenible se reducen a las llantas de 16 pulgadas, un detalle en azul que recorre la parrilla delantera y las placas identificativas que indican que se trata del e-Golf. El resultado es una versión tan fidedigna que es casi imposible diferenciarlos a simple vista.

 

La batería de iones de litio de 35.8 kWh con la que cuenta el e-Golf le proporcionan una autonomía real de 240 km, y su motor e 100 kW que equivale a 136 CV permite acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 10 segundos. Todas estas características, sumadas a su conducción silenciosa hacen a la versión eléctrica en una alternativa perfecta para todos aquellos amantes del Volkswagen Golf que quieran dar el salto a la movilidad sostenible.

 

Tipos de instalación de recarga para el e-Golf

 

El Volkswagen Golf eléctrico permite dos tipos de carga que requieren una instalación de cargador coche eléctrico concreta en función de las necesidades del usuario. Si el objetivo es que las baterías del e-Golf alcancen un 80% de su capacidad en media hora, la instalación que coloquemos en nuestro hogar, garaje comunitario o empresa debe ser de Modo 4, que permite cargas rápidas. Para ella, el conector que se necesita es un CHAdeMO de corriente continua.

 

Si el uso que se le va a dar al Volkswagen e-Golf se adapta perfectamente a una carga semirrápida que se puede realizar durante nuestras horas de sueño, entonces la instalación del punto de recarga para coche eléctrico Modo 3 es la más indicada. Utilizando un conector de Tipo 2 o Mennekes se obtiene un 80% de carga de las baterías en 4 horas aproximadamente.